Quid

El blog

Volver

De consumir productos a consumir compañías

13/02/2018

0 comentarios

En los últimos años ha aparecido una nueva dimensión a tener en cuenta por las marcas: los clientes han dejado de comprar en base al producto o servicio para empezar a hacerlo según perciban la compañía.

En pocas palabras: la cultura interna de las compañías es ahora su marca.

¿Y en qué se fija el consumidor para entender cómo es una empresa? En lo que la compañía transmite: cómo es la gente que trabaja en ella, con qué mood van a la oficina, qué condiciones laborales tienen o cuál es su vocación en la vida. También se fijan en el lineal, esa caja de cristal desde donde el consumidor puede ver el interior de las compañías. Hay tanta elección a disposición de las personas que lo que realmente diferencia a las empresas no es qué se ofrece sino quién.

Toda la información que se transmite manda mensajes invisibles: ¿eres un empresario conservador? ¿eres una persona que arriesga? ¿de verdad crees en la innovación o te estás limitando a seguir las modas? ¿tus trabajadores llevan dentro el ADN de la empresa o hace tiempo que han desconectado?.

Los mensajes disparan en el radar de la percepción sin parar:

quizás no lo parezca, pero que el Recursos Humanos haga hincapié en los títulos de un candidato y no en su talento, está comunicando algo. Por eso no se puede engañar al consumidor, porque acabará destapando un detalle que refleje lo que de verdad hay.

Invertir en Responsabilidad Social Corporativa puede aportar un granito de arena, pero no es la fórmula mágica para conquistar al cliente; más bien es un must que ya debería de estar integrado en cualquier negocio desde hace años.

Lo que puede que sí atraiga a los consumidores es un propósito social,

un objetivo que aporte valor a la sociedad, como cuando Coco Chanel dedicó toda su vida profesional a empujar el empoderamiento de las mujeres o cuando el creador de

IKEA decidió que su empresa destacaría por su humildad y por ser accesible a todo el mundo.

De eso se trata en realidad: de hacer que la compañía manifieste en todo lo que hace su propósito y vocación.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUID 2014. Todos los derechos reservados

Diseñada en Murcia por Drool Studio

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies